Art of Hosting

El arte del liderazgo participativo

¿Qué es el arte del liderazgo participativo?

El arte del liderazgo participativo es una forma altamente efectiva de aprovechar la sabiduría colectiva y la capacidad para auto-organizarse de los grupos, sin importar su tamaño. Basándose en la creencia de que las personas otorgan su energía y prestan sus recursos a las cosas que más les importa – tanto en el trabajo como en la vida – el arte del liderazgo participativo conjuga una serie de procesos conversacionales para invitar a las personas a adentrarse y tomar las riendas de los retos que enfrentan. 

Grupos y organizaciones que utilizan el arte del liderazgo participativo como una práctica de trabajo reportan mejores procesos de toma de decisiones, construcción de capacidades más eficiente y efectiva, y una mayor habilidad para responder rápidamente a las oportunidades, a los retos y al cambio. Las personas que experimentan el arte del liderazgo participativo, típicamente mencionan que parten sintiéndose más empoderados y capaces para ayudar a facilitar las reuniones y conversaciones de las que son parte, moverse hacia resultados más efectivos y deseables.

Usando todos los ingredientes de una buena conversación 

Así que ¿por qué es la conversación tan poderosa? La conversación, más que cualquier otra forma de interacción, es el lugar donde aprendemos, intercambiamos ideas, ofrecemos recursos y creamos innovación. Sin embargo, no todas las conversaciones funcionan de esta forma.

Muchas personas han participado en juntas que son una pérdida de tiempo, conversaciones que parecen más bien debates, o recibido  invitaciones a participar que terminan siendo algo totalmente diferente. Las personas quieren contribuir pero no saben cómo. Los líderes quieren obtener participación pero no saben cómo lograrla.

El arte del liderazgo participativo ofrece una mezcla de los  métodos más poderosos para crear conversaciones abiertas y significativas que generen compromiso y buenos resultados. Trabajando con una amplia variedad de métodos – como el Círculo, el World Café, la Indagación Apreciativa, la Tecnología de Espacio Abierto, el ProAction Café, la narración de historias y más – los practicantes pueden diseñar el enfoque de acuerdo a su contexto y propósito.

Un arte que requiere práctica y cuidado

El arte del liderazgo participativo es más que un conjunto de métodos – es también práctica. Lo llamamos de esta forma porque es un arte en el que nos volvemos hábiles al ayudarnos a nosotros mismos y a los demás a trabajar bien juntos, especialmente en estos tiempos de complejidad creciente. Lleva la palabra participativo porque lo que ofrece no es la facilitación típica o moderación de sesiones, sino que presta atención y cuidado a todos los aspectos que conlleva que las personas trabajen juntas, con la intención de llamar a la participación de todos para ser exitosos, de la misma forma que una persona recibiría invitados y se aseguraría de que tengan todo lo necesario para hacer de su visita un éxito.

El arte de facilitar conversaciones que importan, como se le llama también, toma en cuenta el proceso completo – la preparación necesaria antes de que los participantes lleguen, lo que pasa mientras trabajan juntos, y cómo los resultados de su conversación – la “cosecha” – apoya los siguientes pasos que son relativos a su propósito y contexto.

El Arte de facilitar conversaciones que importan

Cualquier persona que plante un jardín está planeando obtener resultados. Ya sea que el resultado sea una flor o un fruto, un jardinero planea cosechar. De la misma forma, quien planee convocar una junta espera un buen resultado por sus esfuerzos. En este caso, la cosecha puede ser en forma de un plan de proyecto, un acuerdo para la acción o una mejor relación.

En la comunidad del arte del liderazgo participativo planeamos nuestra conversación alrededor de la cosecha que deseamos producir. Los resultados que buscamos ayudan a determinar qué métodos usaremos y cómo.

Continuamos desarrollando nuestra capacidad de cosecha y experimentando con diferentes formas de cosechar – imágenes digitales, fotografías, música, redes sociales, multi-medios, narraciones. ¡No hay límites!  Creemos que una buena cosecha es una de las formas más potentes de asegurar los acuerdos y decisiones que se logran con las conversaciones relevantes que llevan a la acción.

Estructura sin organización formal 

La red del arte del liderazgo participativo está creciendo y expandiéndose por todo el mundo, en la medida en que organizaciones, comunidades y personas de todos los ámbitos participan en esta nueva forma de trabajar, que combina lo mejor que todos conocemos sobre el poder de la conversación. Estamos redescubriéndolo juntos.

La red del arte del liderazgo participativo no tiene estructura formal, legal, no tiene un líder, programa de acreditación ni cuerpo regulatorio. Está basado en una red de practicantes, con comunidades locales de práctica; está comprometida con el aprendizaje y generosa con el apoyo y al compartir.

El primer paso para convertirse en practicante es tomar un curso de 3 días sobre el arte del liderazgo participativo, organizado en algún lugar cercano – o tal vez lejano – a dónde usted vive. Un grupo de responsables locales (stewards)  mantiene un patrón de práctica profunda y se asegura de la calidad de la capacitación y la integridad de la red global.